Coronel de Maule, Chile
Filed on 11 / 09 / 2017
Closed
Received
€ 92
Minimum
€ 15.363
Optimum
€ 23.018
3 Co-financiers
Contributing € 6
Magneto personalizado + reconocimiento
Magneto personalizado con motivos de la "Miel de Mardón".
> 00 Co-financiers
Contributing € 13
Magneto personalizado y postal + reconocimiento
Magneto personalizado con motivos de la "Miel de Mardón" y tarjeta postal del territorio.
> 00 Co-financiers
Contributing € 20
Bolsa de crea estampada, magneto y postal + reconocimiento
Bolsa de crea estampada con motivos de la "Miel de Mardón", magneto y tarjeta postal del territorio.
> 01 Co-financiers
Contributing € 67
Frasco de "Miel de Mardón" + reconocimiento
Frasco de "Miel de Mardón" en bolsa de crea estampada con motivos del producto, más magneto y postal.
> 01 Co-financiers

About this project

Implementar un plan de reforestación de árboles nativos tras los incendios acontecidos en Chile a comienzos de 2017, con el objetivo de resguardar la producción de "Miel de Mardón" en la zona de Coronel de Maule.
Task Minimum Optimum
Gestión técnica para el desarrollo de la iniciativa
Apoyo técnico de apicultora profesional local y agrónomo para ejecutar plan de reforestación por 6 meses.
€ 2.897
Visitas turísticas para promoción del territorio y producto
Fomentar el agro-turismo sustentable como vía para poner en valor el territorio, sus riquezas y también sus amenazas es una vía para promover su resguardo.
€ 4.980
Plan de negocios e insumos promocionales para la Miel de Mardón
Incluye asesoría en tarificación, diseño y manufactura de folletería promocional y seguimiento.
€ 2.675
Infrastructure Minimum Optimum
Viverización de especies nativas
Incluye materiales y mano de obra para la construcción de viveros, recolección de semillas e implementación de almácigos.
€ 11.447
Material Minimum Optimum
Materiales para faenas agrarias
Sustratos para nutrición de suelos y herramientas para faenas de reforestación.
€ 563
Paquetaje para puesta en valor y salida a mercado de la Miel de Mardón
Envases de vidrio, etiquetas personalizadas y empaques.
€ 456
Total € 15.363 € 23.018
Necessary
Supplemental

General information

Los incendios forestales que afectaron la zona centro-sur de Chile a comienzos del año 2017, impactaron negativamente tanto en los ecosistemas de los territorios, como en los recursos naturales que sustentan las formas productivas locales.

La viverización de 2.700 árboles de mardón y otras especies nativas para la reforestación del territorio de Coronel de Maule, permitirá no solo rescatar la biodiversidad perdida sino también resguardar la producción melífera de mujeres agrupadas en la "Cooperativa de Mujeres Apicultoras del Mardón de Coronel de Maule".

Desde Chile también es posible donar vía transferencia electrónica o depósito a la cuenta bancaria de Slow Food Chile, enviando luego un mail a contacto@slowfood.cl con el monto y el nombre del proyecto al cual aporta. Nuestros datos bancarios son:

    Nombre: Slow Food Chile A.G.
    RUT: 65.115.477-4
    Cuenta vista de BancoEstado, Nº 291-7-067509-4
    Correo electrónico: contacto@slowfood.cl

Main features and goals of the crowdfunding campaign

La biodiversidad de la Región del Maule, que soporta tanto flora y fauna como sistemas económicos de familias campesinas del territorio, se vio fuertemente afectada durante los incendios forestales que afectaron las zonas del centro-sur de Chile a comienzos del 2017. Este hecho comprometió una de las actividades más antiguas desarrollada por mujeres en la zona: la apicultura.

La pérdida de miles de ejemplares de árboles de mardón, los que eran parte del bosque nativo esclerófilo afectado por los incendios, pone hoy en peligro no solo esta especie arbórea sino también todo un sistema productivo alimentario tradicional que gira en torno a él. Las características únicas de la "Miel de Mardón" devienen de su organoléptica alimenticia, pero sobre todo de la red social productiva familiar que por más de un siglo ha logrado perdurar en el territorio.

La viverización de 2.700 árboles de mardón y otras especies nativas para su reforestación, permitirá no solo rescatar la biodiversidad perdida sino también resguardar la producción melífera de mujeres agrupadas en la "Cooperativa de Mujeres Apicultoras del Mardón de Coronel de Maule".

Why this is important

La "Cooperativa de Mujeres Apicultoras del Mardón de Coronel de Maule" sostiene una actividad productiva fuertemente territorializada y con una vasta historia local. El apoyo a este grupo de mujeres, reunidas en torno a la producción buena, limpia y justa de "Miel de Mardón", es fundamental para recuperar la biodiversidad perdida por los incendios forestales, y resguardar su sostenibilidad ecosistémica en el futuro.

Goals of the crowdfunding campaign

Construir 6 viveros de plantas de bosque nativo mediterráneo en terrenos de las socias de la cooperativa.

Viverizar 1.500 plantas de mardón (Escallonia pulverulenta) y 1.500 plantas de otras especies acompañantes reproducidas como Peumo (Cryptocarya alba), Litre(Litrea caustica), Maiten (Maytenus boaria) y Lun (Escallonia revoluta).

Viverizar 2.700 plantas de mardón y otras especies de bosque nativo comercializadas.

Team and experience

Slow Food Chile, como integrante de la red Slow Food Internacional, ha participado y gestionado diversas convocatorias internacionales impulsados con el objetivo de retroalimentar su misión en Chile. Además, ha facilitado la realización de misiones técnicas para apoyar el desarrollo de iniciativas locales relacionadas, tanto de países de la Red Sudamericana de Slow Food como de otras organizaciones de las Américas y el continente europeo.

Sin embargo, antes de iniciar un trabajo más directo con redes internacionales, Slow Food Chile comienza a desarrollar la estrategia Baluartes de Slow Food Internacional, orientada a la conformación de comunidades de pequeños/as productores/as que preservan productos tradicionales, saberes antiguos y territorios. Para ello, en alianza con la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) y el Centro de Investigación en Medicina y Agroecología del Sur (CIMASUR), integrantes de Slow Food Chile se abocan hasta el año 2009 a la ejecución de proyectos orientados a la individualización del genoma de la Gallina Mapuche de Huevos Azules y el diseño de técnicas agroecológicas para el cultivo y manejo de la Frutilla Blanca de Purén. Ambos productos se convierten en los primeros Baluartes registrados por Chile con Slow Food Internacional.

Posteriormente, el año 2013, Slow Food Chile comienza la implementación de la estrategia Arca del Gusto de Slow Food Internacional, cuyo objetivo es el de identificar y registrar productos tradicionales y en peligro de extinción de todo el mundo. Se establece para ello una alianza entre Slow Food Chile, instituciones públicas nacionales (Consejo Nacional de la Cultura y las Artes [CNCA], CORFO y la Universidad de Concepción), organizaciones de la sociedad civil (Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas [ANAMURI], Centro de Educación y el Tecnología para el desarrollo del Sur [CET-SUR]) y la Fundación Slow Food Para la Biodiversidad, organización reconocida y apoyada por la Unión Europea para el sostenimiento de las estrategias de Slow Food Internacional.

El desarrollo de esta estrategia, trabajada en el marco del proyecto “Construcción de un Arca del Gusto: bases para el desarrollo de un turismo culinario (INNOVA-CORFO Código 12BPC2-13470)”, contempló el establecimiento de un vínculo de cooperación directa con la sede de Slow Food en Italia, decantando en la participación de socios y socias de Slow Food Chile en los eventos Terra Madre (T.M.) de Slow Food en sus distintas versiones (T.M. Indígena en India y T.M. Jóvenes en Italia el año 2015; T.M. Internacional en Italia desde el 2013). Estos eventos se configuran a partir de la red de “comunidades del alimento” formadas por campesinos/as, ganaderos/as, pescadores/as, artesanos/as, cocineros/as, jóvenes, activistas e investigadores/as que trabajan para promover una cultura de la alimentación basada en la biodiversidad, la protección del ambiente y el respeto por las culturas y las tradiciones locales, quienes se dan cita en Turín, Italia, cada 2 años.

La ejecución de dicho proyecto, coincidente por supuesto con su formulación de objetivos, decantó en el diseño de una serie de circuitos cortos de turismo culinario con enfoque comunitario en las regiones del Biobío, Araucanía y Los Lagos. En consecuencia con ello, y luego de la publicación del Atlas Culinario Comunitario del Centro Sur de Chile el año 2014 —producto formal de la ejecución del susodicho proyecto INNOVA-CORFO—, se optó por dar continuidad al trabajo adelantado con el objetivo de operacionalizar las rutas diseñadas, con foco en el macroterritorio de Nahuelbuta, que comprende localidades de las regiones del Biobío y Araucanía. A partir, entonces, de la ejecución entre los años 2015 y 2016 del “Nodo de Turismo Culinario Nahuelbuta (CORFO Código15 Nodo 43072-01)” de la mano de la Universidad de Concepción, se lanzan a mercado los circuitos de la Nalca en Los Álamos, de la Avellana en Angol y del Queso Artesanal de Leche Cruda del Golfo de Arauco.

Durante la ejecución de este último proyecto CORFO, Slow Food Chile organizó una serie de visitas de prueba para retroalimentar el trabajo realizado por terceros y terceras personas pertinentes. Entre todas ellas, destacan las giras gestionadas para un grupo de estudiantes de la Universidad de Ciencias Gastronómicas de Italia —establecimiento de educación superior que forma parte de las redes internacionales de Slow Food—; y un segundo grupo de la Universidad Wilfred Laurier de Canadá.

Estos productos turísticos localizados, así como otros que comienzan a trabajarse actualmente en el norte y otras zonas del sur del país, nutren hoy la nueva estrategia Slow Food Travel de Slow Food Internacional. Esta plataforma, ideada en Austria al alero de un proyecto de la Unión Europea, busca crear un nodo central para administrar la oferta turística de Slow Food a nivel global.

La experiencia amasada durante esos años de trabajo, dieron pie a la adjudicación y ejecución del proyecto “Mercados de la Tierra”, financiado por la Fundación Ford, entre los años 2014 y 2016. Esta iniciativa cumplió en territorio nacional con el objetivo de implementar la estrategia homónima de de Slow Food Internacional: los Mercados de la Tierra, que involucran a pequeños productores que venden directamente alimentos locales, de temporada, obtenidos con técnicas sostenibles. Durante el último año de ejecución de este proyecto, Chile recibió pasantes desde la sede italiana de Slow Food Internacional, con el objetivo de proporcionar un input de primera fuente para la formalización de los formatos de implementación de las estrategias internacionales trabajadas a la fecha, basándose en el registro de los altibajos, éxitos de las experiencias chilenas en curso.

El mentado proyecto, además de haber consolidado más de 10 Mercados de la Tierra a lo largo del país y sentado las bases para otros cuantos más posteriormente a su ejecución, posibilitó la apertura de vínculos de cooperación con otras bases sudamericanas de Slow Food. Esto se expresó en la celebración de los encuentros Slow Camp en Uruguay los años 2016 y 2017, con el objetivo de retroalimentar las experiencias de países como Argentina, Brasil, Paraguay y Perú, transfiriendo a las contrapartes parte del bagaje acumulado a nivel nacional en lo que a implementación y gestión localizada de las estrategias de Arca del Gusto y Mercados de la Tierra se refiere.

A fines del año 2016 se consolida definitivamente la Red Sudamericana Slow Food, conformada por la totalidad de países que hoy se presentan como beneficiarios en esta propuesta, con la organización en Chile del 1er Encuentro Sudamericano Slow Food, celebrado en la Región de Coquimbo. En esta instancia se establecen las primeras líneas para el trabajo en red y se define la transferencia de experticias como prioridad de cooperación para trabajar a nivel regional. Lo anterior aprovechando, sobre todo, la experticia que Chile y Brasil tienen en cuanto a ejecución de proyectos de la mano con reparticiones estatales, con el objetivo de fortalecer y complementar las formas sustantivas de construcción de organización que priman en los otros países de Sudamérica en los que Slow Food está presente.

El año 2016, en el marco del evento Terra Madre en Italia, se ejecuta con el apoyo de FIA, la “gira sobre alimentos baluarte de Slow Food en Italia: técnicas de elaboración artesanal e inocuidad alimentaria (Proyecto FIA GIT-2016-0726)”, con el objetivo de conocer soluciones innovadoras en materia de técnicas, equipamiento, estándares y sistemas de gestión de calidad artesanal. En alianza con Slow Food Internacional, y abriendo cupos de participación a socios y socias de otros países latinoamericanos presentes en Terra Madre ese año, se registran una serie de aprendizajes que catapultan a Slow Food Chile a explorar alternativas de financiamiento para los proyectos de valorización de patrimonio alimentario.

El mismo año 2016, aprovechando los conocimientos adquiridos en la gira técnica por productores y productoras, se da inicia a un segundo proyecto apoyado por FIA, con el objetivo de implentar un “modelo de crowdfunding para iniciativas de valorización del patrimonio alimentario de comunidades del alimento (Proyecto FIA PYT-2016-0407)”. En alianza, entonces, con Fundación Goteo de España —la que pone a disposición la plataforma de crowdfunding homónima—, Slow Food Internacional y la Red Sudamericana Slow Food, se sostiene el objetivo último de escalar la plataforma al resto de países de la región, consolidando un modelo de financiamiento alternativo y autónomo, que refuerce sin cortapisas los principios que orientan el trabajo por alimentos buenos, limpios y justos.

Social commitment